lunes, 14 de noviembre de 2011

¡Nada de lo que pudiera decir sería suficiente para resaltar lo importante que es amamantar a su bebé! Sobre todo en esos primeros días, cuando se produce el calostro.

El recién nacido

¡Nada de lo que pudiera decir sería suficiente para resaltar lo importante que es amamantar a su bebé! Sobre todo en esos primeros días, cuando se produce el calostro.
Si no puede hacerlo usted misma, trate de encontrar una nodriza o una donante de leche materna. Como dije antes, un buen lugar para empezar a buscar son las clases prenatales a las que asistió durante el embarazo. También la sala de maternidad en la que fue ingresada antes del parto (si llegó al hospital de forma planificada) o justo después de haber dado a luz, puede ser un buen lugar para asegurarse de la provisión de leche materna para su bebé. Sería práctico buscar 2-4 nodrizas o donantes de leche materna. Hable con mujeres sanas que no vivan demasiado lejos de usted. Incluso en caso de que opte por la alimentación con leche de fórmula, trate de completar la dieta de su bebé con leche materna (aunque sea ocasionalmente). Esta hará maravillas en el desarrollo de su bebé y en su salud en general.
  Vuelvo a repetir que no existe ninguna fórmula comercial que se acerque a la calidad de la leche materna.
Si usted no tiene otra opción más que alimentar a su bebé con leche de fórmula (incluso si la completa en ocasiones con leche materna), agregue desde el principio probióticos de buena calidad a cada biberón.
¡La lactancia materna es maravillosa! Sin embargo, en las primeras semanas es posible que sienta un fuerte dolor en los pezones y que sangren, ya que su bebé se engancha a ellos con fuerza. Trate de sobrellevar esos momentos, no durará mucho; sus pezones sanarán y podrá volver a disfrutar de la lactancia, incluso podrá ser algo relajante y placentero para usted. La mayoría de las mujeres que amamantan a sus bebés recuerdan la experiencia como algo hermoso que no se perderían por nada del mundo.




Sepamos además que un niño sano puede nutrirse perfectamente "solo de nuestra leche" hasta el año de vida. Alimentemos entonces a nuestros bebés con lo mejor que tenemos para ellos y según sus reales necesidades, recordando que a través de la teta, además de nutrientes ydefensas, reciben refugio, contacto, calor, companía, consuelo, relax, vínculo, tranquilidad, unión, seguridad, sociego. RECIBEN "MAMA"

No nos dejemos seducir por la practicidad y comodidad de las leches maternizadas, que con toda la ciencia y tecnología de nuestros días, son siempre a base de leche vaca llena de antibioticos y hormonas con una calidad ínfima, por lo que nunca de los nunca serán como la nuestra.

No nos dejemos vencer por los dolores o afecciones de nuestros pechos que amamantan por primera vez, es pasajero.

Sepamos que dar de mamar no es ciencia, ni medicina, ni matemáticas. Se aprende pero no se estudia, y sobretodo, confiemos en nosotras, en nuestro cuerpo y nuestros instintos. CONFIEMOS EN LA NATURALEZA, ES SABIA



En entradas anteriores hay un reportaje de todos los beneficios de la leche materna en nuestro bebe.(no te lo pierdas)




No hay comentarios:

Publicar un comentario